Reproductor

martes, 31 de enero de 2012

No quiero, no puedo… me dices sin consuelo...


Te sentaste y me miraste…’’No quiero, no puedo…’’ me dices sin consuelo…

Tus ojos se ahogaban de pena, lloraban su perdida, se quedan huérfanos de amor, perdiendo la ilusión…

Podía sentir tu dolor, es más, yo sentí  ese dolor… Oleadas de recuerdos se amontonan sin permiso en la memoria, nublando la razón, parando el corazón…

’’No quiero, no puedo…’’ me dices sin consuelo…

El peso del tiempo recae sobre tu cuerpo, sueños perdidos que hacen de la vida un infierno, destruyendo la mínima presencia de deseo…

’’No quiero, no puedo…’’ me dices sin consuelo…

Mira en tu pecho, observa el corazón, analiza los momentos… ¿mereció la pena su amor? La respuesta es que no, no te merecía, no te cuido…

’’No quiero, no puedo…’’ me dices sin consuelo…

Si que quieres, ahora no lo ves, pero claro que puedes, en eso consiste la vida, en tomar nuevos caminos, diferentes destinos, en arriesgarse, volver a enamorarse…

’’No quiero, no puedo…’’ me dices sin consuelo…

Toda pesadilla termina, hazme caso, ahora andas perdida, a ciegas por la vida, pero pronto caerá la niebla, pronto veras que en el cielo hay mas estrellas, pronto veras que aun brillas con ellas, pronto veras que eres el cielo y todo esto, una simple tormenta…

Todo está en tus manos, todo lo que quieres esta en tus manos, tus objetivos, los deseos, el amor, todo en tus manos… ahora no puedes verlo, la niebla te ciega, pero dale tiempo, que todo se arregla…

’’No quiero, no puedo…’’ me dices sin consuelo…

No llores su perdida, deja que el llore la tuya, tu lo hiciste bien, lo hiciste la mar de bien, lo diste todo por el… pero el no y ese fue su error… el no cuidar de algo tan preciado, el no cuidar de algo único, el no cuidar de aquello que moría por pasos, golpeándolo, haciéndole daño, encelándose de ira, alimentándose de tiempos pasados, destruyendo todo a su paso…
.
’’No quiero, no puedo…’’ me dices sin consuelo…

No llores, acabaras olvidándolo, le dirás adiós y seguirás caminando, el no te olvidara, tu recuerdo le pesara, recordara el mal que te hizo, y hasta el fin de los días, vagara por su propio abismo…

’’No quiero, no puedo…’’ me dices sin consuelo…

¿No quieres? ¿No puedes? ¿No ves que tú vales más que él? ¡Tu simple recuerdo vale más que él! Eres única, especial, una rosa hermosa a la que hay que cuidar…. ¿no te das cuenta? No llores mas, ya paso… ahora no puedes, pero pronto veras como puedes, que todo se arregla, que todo se cura, menos la muerte… todo se arregla, todo se cura...

’’No quiero, no puedo…’’ me dices sin consuelo…

Pero pronto querrás, date tiempo, todo es cuestión de tiempo, el amor llegara, la ilusión lo traerá, pronto los deseos se cumplirán, le darán luz a tanta oscuridad, pronto el tiempo volara y la tormenta cesara, pero mientras tanto… deja que te cuide, que te proteja, deja que pase el tiempo y florece más fuerte de nuevo, las peores batallas se ganan con paciencia y esmero, así que paciencia, no corras y tiempo al tiempo…

’’No quiero, no puedo…’’ me dices sin consuelo…

Si , lose, la vida es dura y el tiempo a veces no ayuda, pero piensa en el hoy, olvida su recuerdo, no estés triste… que todo se arregla, que todo se cura…

…’’ Si quiero, si puedo’’ y anímate cielo, que todo se arregla, que todo se cura…
-------------------------------------------------
Para una hermosa rosa.

Por Tyr-valhalla

30/01/12... Siempre queda luz en esta oscuridad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario