Reproductor

martes, 21 de mayo de 2013

''鴉'' (Karasu - Cuervo)

’’’’

Caerás, simplemente lo advierto, no te quiero asustar, solo digo la verdad… con tantas mentiras es el precio pagar, una gran caída, simbólica, real, pronto la sentirás...

De mi te vas a acordar, solo te aviso, no te quiero asustar, solo digo la verdad… no soy un traidor, en este cuento no tengo ese rol, solamente te observo, desde este armazón negro, duro como el acero, medito la forma de evitar tu descenso.

El enemigo suele callar, con la boca cerrada asesta el puñal, luego se va... yo te llegue a avisar, desplegué mis alas en forma de señal, no te quito la mirada para que veas que algo va mal...

Mis graznidos te llegaran a alarmar, te piden que dejes de hablar, que dejes de caminar como si fueses normal, con esa máscara dibujada en un rostro carente de felicidad, lleno de falsedad.

Vas tropezar, simplemente lo advierto, no te quiero asustar, solo digo la verdad… en mi terreno algún día caerás, tal vez sean otros los que te logren atrapar… va a ser un festín sin igual… tus ojos serán el manjar que con placer vamos a degustar.


Por Tyr-Valhalla 21/05/2013

lunes, 20 de mayo de 2013

''狼'' (Okami - Lobo)

''狼''

Cauteloso recibo tus palabras, descifro el mensaje secreto que otorga tu mirada… una mirada llena de confianza, en ella puedo leer "créeme, no te engañaría por nada"... ¿y yo? asiento decidido, respiro tranquilo…

...Y tu historia sigue su camino, y como en toda historia, hay un enemigo. Una sonrisa maliciosa, sonrisa que a veces se camufla, queda escondida en un abrazo, en un apretón de manos, en unos carnosos labios…


Muestras de cariño para hacer creer que no ocurrirá nada negativo, pero tarde o temprano tus actos carecerán de sentido…

… y de nuevo respiro, mi mente se llena de preguntas, preguntas que responderás con tus verdades desastrosas, con tus mentiras piadosas.


¿Le perdono? solo por un momento… pues tus promesas son pura miseria, las deshace cuando mi guardia deja de estar despierta.

Por último tienes la cara de decir que me alejo, también te avergüenzas de todo cuanto has hecho, te atormentas por el dolor que otorgaste a este cuerpo… de hecho, este lobo se alegra que sufras por ello.


En un lugar entre el día y la noche me encuentro, me alimento del coraje, de la fuerza que tengo, de todo el poder que retengo, lo concentro para salir ileso, para sentirme perfecto.



Por Tyr-valhalla 20/05/2013