Reproductor

lunes, 8 de septiembre de 2014

''TOM'' (Relato corto de terror o Crepypasta)

’’TOM’’

Me llamo Carlos y os quiero contar una pequeña historia sobre un animal. Sobre el perro de uno de mis vecinos, qué por extraño y bizarro que parezca, cuando se cruzaban nuestras miradas, me daba la sensación de que podía leer mis pensamientos. Era un perro de la raza Collie, amigable y extremadamente listo, jugaba con mis hijos en el parque y ellos les daba golosinas y mucho cariño.

Fue en verano, el día que mi pequeña cumplió seis años, mi Collie preferido ya tenía cinco.  Ese día, mi mujer, Dalia, llego tarde del trabajo, estaba sufriendo por llegar a casa, pues era el cumpleaños de María y estábamos celebrando su fiesta. Fue a las nueve de la noche cuando llego mi mujer, al bajarse del coche un conductor borracho pasó a toda velocidad y casi la atropella. Tom, qué parece que predijo el suceso, se lanzó veloz y pudo apartarla del choque, el vehículo impacto brutalmente contra mi recién comprado Renault... El conductor murió en el acto, Tom sufrió fracturas en sus patas traseras.

Nos fuimos a un veterinario de urgencias. Mi vecino, Víctor, no quiso venir con nosotros. Era un hombre muy frío, tan frío como el hielo. Su mujer estaba enferma en cama, según cuentan se quedó un poquito ’’para allá’’ debido a la desaparición de su hijo, Manuel. Cada vez que veo a Víctor me pregunto cómo ha podido criar y educar a un perro tan bien y más cuando acaso lo habré visto cuatro veces en todos los años que llevo aquí, ''Supuestamente'', su trabajo le quitaba todo su tiempo.

 Le dije que yo me encargaría de todo, que su perro estaba en buenas manos, que era como un miembro más de mi pequeña familia. El solo supo decirme: ‘’Si el perro se muere, tú serás el siguiente’’. Sus palabras me helaron el corazón.

El veterinario curó a Tom y yo, como soy un hombre de palabra, me hice cargo de todos los gastos. Salvaría a ese perro cueste lo que cueste.

Nos lo quedamos durante una temporada en casa mientras se curaban sus heridas. Víctor dijo estar muy ocupado... Sí, ocupado, se llevaba todo el santo día viendo la televisión a todo volumen o en su querido sótano. La verdad es que lo que hiciera en el sótano me era irrelevante, pero el ruido de la televisión si me molestaba bastante, puesto que despertaba al pequeño de mis hijos, Gabriel, que por aquél entonces tenía dos años.

Fue dos semanas después de curarse Tom cuando ocurrió. Era invierno y hacía tormenta, yo estaba de vacaciones y puede presenciarlo todo. Estaba mirando por la ventana cuando vi a Tom entrar rápidamente en la casa, entró por una de esas pequeñas puerta para perros… Poco rato después escuche un disparo, de un rifle diría yo. Justamente después del estruendo, Víctor salía de su casa con un enorme bocado en la yugular. Solo pudo dar unos pasos, acabó desplomándose en el suelo, esparciendo su sangre por el pavimento.

Cuando vino la policía nos informaron que el animal y su amo habían fallecido. A Tom lo  encontraron junto a Lucia, la mujer de Víctor, que estaba apresada en el sótano. Su estado era lamentable, parecía que llevaba meses sin probar bocado. Según cuentan los agentes, Lucia había descubierto que su hijo no había desaparecido, si no que fue asesinado por su marido y enterrado en el sótano. Lo encontró gracias a su mascota, que rascaba el lugar donde estaba enterrado como si le fuera la vida en ello.  También encontraron el diario de Víctor, en el confesaba haber matado a su primogénito por problemas meramente  económicos, que le era imposible mantenerlo…  Es impresionante lo ruin  y despreciable que puede ser el ser humano.

Todo esto que pasó me hizo reflexionar sobre el ser humano, los animales, y en concreto sobre los perros, que son unas criaturas excepcionales… Tom salvo a su dueña y la protegió de su secuestrador, perdiendo la vida en ello, también estuvo buscando durante meses al joven Manuel hasta que lo encontró… La vida nos da sorpresas, algunas buenas, otras combustible para pesadillas, terrores que nos acompañará día tras día...Pero lo más duro de todo es que no es un mal sueño, es la realidad misma. 

La verdad es que nunca tuve especial interés por estos animales, pero Tom me hizo cambiar de opinión por completo. Estas criaturas tiene un corazón de oro en el pecho... Sin duda, el perro es el mejor amigo del hombre.


Por Vikingo-Sureño (Tyr-Valhalla)
---------------

Este es un relato corto de terror o crepypasta que presenté hace unos meses en un concurso literario. Debido a que no ha salido finalista, pues puedo publicarlo en mi blog ^^. Una visión al mundo real, puesto que no es de extrañar qué una mente desiquilibrada acabe con la vida de su hijo por gusto o por estos motivos. 

Después de todo este tiempo sin escribir poesía y demás,  me apetecía publicar algo así. Tengo preparado unos cuantos más, espero que os gusten. Este blog va a tener diferentes cambios, ya que me lo voy a tomar más abiertamente. Aparte de poesía, vais a encontrar muchísimo contenido. Estad atentos. Gracias por leerme.